Todo empezó con Lía y la consecución de la primera pieza de Arcano Cero, que tituló Tarot gratis.

Transcurría una época extraña en su vida,  “sentía cosas que no sabía identificar, estaba cerrando capítulos y casi simultáneamente se abrían otras puertas en muchos ámbitos, tanto en el sentimental como en el laboral. Un día en el estudio, después de terminar un cuadro, busqué en internet ‘’Tarot gratis’’ y me pareció tan patético y tierno a la vez que le puse ese título al cuadro. A partir de ahí empecé a informar sobre los arcanos y el tarot y descubrí que el Arcano 0 era ‘’El loco’’ y me sentí identificada.”

En el libro titulado La vía del Tarot, de Alejandro Jodorowsky, podemos descubrir que este Arcano “Es el único arcano mayor que no está definido numéricamente. Representa la energía original sin límites, la libertad total, la locura, el desorden, el caos, o también el impulso creador fundamental.” 

Jodorowsky explica que si El Loco hablase nos diría: “Déjate poseer por un espíritu más poderoso que el tuyo, una energía impersonal. No se trata de perder conciencia, sino de dejar que hable la locura original, sagrada, que está en ti.”

Y fue con ese impulso con el mismo que Victoria y yo nos adentramos en la obra de Lía. Para vivirla y sentirla. Para aprender de una manera activa y a través de un viaje casi onírico. Juntas. Leyendo formas y colores, explorando este arte adivinatorio e introspectivo, desarrollando un diálogo entre nosotras, el Tarot y las piezas de Lía había creado. 





“Hay líneas que quieren salir del cuadro. Hay líneas que no se identifican con nada. Que nacen de la genialidad de lo original, lo espontáneo y lo inesperado.

Hay que entrar en el laberinto con total confianza en el orden de su caos. con la ligereza de haber soltado todo lo que se estaba cayendo. Dejar que la pureza del instinto primal impulse el primer paso. El camino se aplana cuando no hay nadie delante, ningún peso detrás. el camino se ensancha cuando la mirada avanza.

Es ese caminar ligero, desprendido de todo lo innecesario, el que es capaz de atravesar los límites, el que se abre a la infinita posibilidad, el que va más allá del error y el acierto, el fracaso y el triunfo, el espacio y el tiempo, el bien y el mal.

Hay líneas que quieren salir del cuadro, para convertirse en aire. Hay líneas que no se identifican con nada, que están solas, locas, libres.”
    Victoria Castro












* Documentación fotográfica del performance desarrollado con Victoria Castro sobre las piezas de la exposición de Arcano Cero creadas por Lía Ateca *